Ruperto Chapí

Publicado por Escuadra de Salvajes 17/02/2012 | Imprimir | Agregar a favoritos

Ruperto Chapí Lorente

Compositor villenero . Nació en Villena en 1851 y murió en Madrid en 1909.

Ruperto ChapíParticularmente recordado por sus populares zarzuelas. Ruperto Chapí nació en Villena, Alicante, en un entorno familiar humilde. Su afición por la música devenía de varias generaciones en su familia con lo que comenzó su formación a edad muy temprana, a los cinco años, empezó el estudio del solfeo. Inició la carrera musical en su ciudad natal, Villena, como intérprete de banda y prosiguió a los dieciséis, tras su marcha a Madrid, en el Conservatorio. Allí Ruperto y su compañero Tomás Bretón se formaron con Arrieta. Estudió el piano con Fernández Grajal y la armonía con Galiana

En 1872 era director de una banda militar y compuso Fantasía morisca, obra que se hizo famosa y su carrera como compositor se vio beneficiada por la obtención de un primer premio de composición en 1872. Este suceso le permitió residir y formarse durante cuatro años en Roma y París. Aunque tuvo interés por la música escénica desde temprana edad (a los doce años compuso la zarzuela Estrella del Bosque) fue en esta etapa en la que logró consolidarse en el terreno lírico. En ese período compuso y estrenó en Madrid la primera ópera Abel y Caín a la que le siguió Las naves de Cortés y Vasco Núñez de Balboa. 

Pensionado en Roma, Chapí compuso y mandó a Madrid las obras Polaca de concierto, para orquesta; Motete, a siete voces; La hija de Jefté, ópera en un acto, estrenada en el Teatro Real de Madrid en 1875, con apenas 25 años; y una monografía de las obras de autores españoles existentes en la Capilla Sixtina. De Roma pasó a Milán, donde compuso La muerte de Garcilaso, ópera en un acto, y el poema sinfónico Escenas de capa y espada. Desde París, donde residió una temporada, envía la ópera en tres actos Roger de Flor, estrenada en Madrid en 1878.

Se casó en Madrid con Vicenta Selva Álvarez, natural de Madrid, y tuvieron dos hijos: Vicenta, nacida el 26 de mayo de 1873 y José, el 25 de julio de 1880.

De regreso en la capital de España, se dedica a producir obras para la escena, sobre todo zarzuelas. El 11 de marzo de 1882 estrenó La tempestad, zarzuela en tres actos, que constituyó uno de sus mayores triunfos, a la que siguió El milagro de la Virgen. Cinco años después alcanzaba otro éxito clamoroso con el estreno de la zarzuela en tres actos La bruja. Sucesivamente dio a la escena La revoltosa, Pepe Gallardo, La chavala y Curro Vargas.

En 1902 estrenó en el Teatro Lírico de Madrid la ópera Circe, con libreto de Ramos Carrión. Su última obra, Margarita la tornera, fue estrenada el 24 de febrero de 1909. La producción teatral de Chapí es muy copiosa. Además de las obras citadas cabe señalar la zarzuela El puñao de rosas, con texto de Arniches, estrenada con gran éxito en Madrid el 30 de octubre de 1902. Nuestro autor compuso también música instrumental y de cámara; sus tres Cuartetos para cuerda y la suite sinfónica La corte de Granada, sobre todo la Serenata, fueron en su tiempo ejecutadas infinidad de veces.

La obra teatral de Chapí dio un gran impulso a la zarzuela. Fue un compositor de vena fácil y limpia técnica, creador de agradables melodías. Dominó el género cómico y el dramático, y también las producciones de carácter típico y callejero. Media docena de sus zarzuelas alimentaron constantemente los programas del género hasta los años treinta, época en que se inició la rápida decadencia de esta modalidad teatral.

Busto de Ruperto Chapí

Busto de Ruperto Chapí, Archivo de Imágenes del Ministerio de Educación y Ciencia.

Obra vocal

De todas sus composiciones escénicas algunas han merecido mayor atención a lo largo del último siglo y actualmente se encuentran entre las más interpretadas.

Música clásica fue una de las obras del género chico que contó con una gran aclamación del público. El argumento tiene la particularidad de poner de manifiesto la problemática relación entre la zarzuela y la “música culta”, problemática dentro de la cual el compositor estaba directamente implicado. La obra se estrenó en 1880 en el Teatro Comedia de Madrid. Está prevista su publicación en conmemoración del centenario del fallecimiento del compositor.

 

La tempestad fue estrenada en 1882 en el Teatro de la zarzuela y tuvo un impacto significativo por el elaborado desempeño orquestal. Fue la zarzuela más importante de la década de los ochenta y contribuyo a asentar el género grande de la zarzuela.

 

La brujaLa bruja, se estrenó en 1887 en el teatro de la zarzuela de Madrid. Ambientada en el ambiente popular de Pamplona en el siglo XVII la obra es más próxima al género operístico que al de zarzuela por sus requerimientos técnicos y la duración de las secciones instrumentales. Sin embargo la cantidad de escenas cómicas y costumbristas le otorgan indiscutiblemente características de zarzuela. Posiblemente sea ésta la obra vocal del compositor con mayor influencia germánica tanto por el uso de recursos orquestales como por la técnica de elaboración motívica.

 

Las hijas de Zebedeo no es quizás una de las obras más trascendidas del compositor pero sumamente interesante por su contenido. Esta zarzuela cómica en dos actos se estrenó en 1889 en el Teatro Maravillas de Madrid. El argumento giraba en torno a la figura de Luisa cuya ignorancia y escasez de memoria propician un sinnúmero de situaciones cómicas.

 

El Rey que RabióEl rey que rabió, zarzuela en tres actos y siete cuadros, se estrenó en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en 1891. El libreto de esta sátira fue atacado en su tiempo por considerarse que era plagio de “Un roi de vacances”. Este tipo de situaciones fueron bastante frecuentes para Chapí y su entorno. A pesar de estos incidentes el estreno de la obra fue el suceso más importante del año en el ámbito teatral.

 

La RevoltosaLa revoltosa, zarzuela en un acto que se estrenó en el Teatro Apolo de Madrid en 1897. Obtuvo un éxito inmediato y logró permanecer en cartelera hasta la actualidad por la adecuación del discurso musical al libreto.

La incorporación de recursos estilísticos propios de la música que se escuchaba en el entorno madrileño de fines del siglo XIX como la introducción de temas populares le garantizaron el éxito.

 

El puñao de rosas se estrenó en el Teatro Apolo de Madrid en 1902. Con un argumento centrado en un ambiente popular de la serranía de Córdoba, mereció una aceptación inmediata del público. Como particularidad los libretistas decidieron adaptar el lenguaje y la pronunciación de la región andaluza contribuyendo a la reconstrucción del ambiente que se retrataba.

 

Obra instrumental

Aunque su música escénica tuvo mayor difusión compuso también música sinfónica y cuatro cuartetos de cámara. Chapí tuvo que hacer frente al poco interés que despertaba en el público la música sinfónica. A pesar de ello realizó aportes trascendentales al desarrollo de la música sinfónica y llegó a obtener críticas positivas del público extranjero. Toda su obra instrumental ha sido publicada por el ICCMU durante la última década y fue objeto de algunos proyectos discográficos muy interesantes como la versión de los cuatro cuartetos a cargo del Brodsky Quartet.

 La primera obra instrumental del compositor fue la obertura Zanzé compuesta en 1865. Le siguió la Fantasía Morisca (Corte de Granada) compuesta en la misma época. También compuso un poema sinfónico al que denominó Escenas de capa y espada.

 El Scherzo (Combate de Don Quijote contra las ovejas) compuesto entre 1869 y 1870 es una obra descriptiva compuesta para ser interpretada por la orquesta del Circo Price. Tanto Chapí como Bretón integraron esta orquesta y ello les abrió la posibilidad de probar algunas de sus propias obras.

 La Sinfonía en Re fue escrita durante 1877 en Paris y estrenada en Madrid con posterioridad a la creación de la sociedad de conciertos. La obra fue compuesta como estudio de orquestación que realizó el compositor en su etapa de formación con lo cual posee una estructura clara y basada en los modelos germánicos imperantes en aquel momento.

 Los gnomos de la Alhambra se estrenó en 1891 con la Orquesta de la Sociedad de conciertos. Esta obra fue seguida por la Marcha de recepción en 1895.

 Los cuartetos fueron escritos entre 1893 y 1897 en las tonalidades de Sol mayor, Fa mayor, Re mayor y si menor. Por entonces un cuarteto de cuerdas femenino, el cuarteto La Bretoniana, se dedicó a difundir la música camarística tanto de Chapí como de Bretón, compositor coetáneo a Chapí. El público disfrutaba de poder comparar las producciones de ambos compositores y tomar partido por uno de ellos.

 Algunas muestras de la música de Ruperto Chapí pueden escucharse en el trabajo discográfico realizado por la Orquestra de la Academia del Gran teatro del Liceu. Una interpretación nítida y concisa acompañada de comentarios esenciales en catalán, castellano e inglés.

 

Curiosidades

Antes de que Ruperto Chapí creara la Sociedad General de Autores, a la hora de producir un concierto, los editores compraban la obra al artista por poco dinero y se convertían en sus propietarios, por lo que el compositor no tenía ningún control sobre su producción

 

Monumentos

Monumento a Chapí en Villena, frente al Teatro Chapí, creado por Antonio Navarro Santa Fé:

Monumento a Chapí en Villena

Monumento a Chapí en los Jardines del Buen Retiro en Madrid:

Monumento a Chapí en Madrid

¿Te ha gustado este artículo ?

Si No
Archivos adjuntos

Categoría: Personajes ilustres

Etiquetas: madrid, compositor, chapi, ruperto_chapi, revoltosa, personaje_ilustre, 1851

Artículos relacionados:

  • Antonio Navarro Santafé
  • Museo Escultor Navarro Santafé
  • Jose María Soler
  • Última actualización 25/06/2013 con 2953 visitas